Todo lo que debe saber sobre cómo elegir la barrera cutánea

todo-lo-que-debe-saber-sobre-como-elegir-la-barrera-cutanea

Luego de una ostomía es posible que tu médico te recomiende utilizar una barrera cutánea para proteger la zona sensible y prevenir cualquier peligro.

Una ostomía necesita bastante atención para mantenerse limpia y saludable, ya que esta abertura permite que los desechos del cuerpo salgan de los intestinos o de la vejiga. No produce ninguna sensación, de modo que no produce dolor al tocarlo, puede sangrar levemente al limpiarlo, especialmente al comienzo, pero es normal y debe detenerse un poco después.

¿Qué es una barrera cutánea?

La barrera cutánea es una parte del sistema de la bolsa recolectora que se adhiere alrededor del estoma, ayudando a proteger la piel de los residuos y fijando la bolsa al cuerpo. La función de barrera de la piel se refiere específicamente al control de la pérdida transepidérmica de agua y de electrolitos.

Las bolsas recolectoras de una sola pieza ya tienen la barrera integrada a su sistema, en cambio cuando es una bolsa de dos piezas la barrera cutánea está separada.

Decidir cuál sistema de bolsa recolectora o dispositivo es el más adecuado para usted es un asunto muy personal. Para probar los sistemas por primera vez es mejor consultar con una enfermera especialista en ostomías o con un profesional que tenga experiencia en esta área. En el hospital le darán una introducción del equipo y le proporcionarán instrucciones de uso después de la cirugía.

¿Cómo elegir la barrera adecuada?

La piel puede verse gravemente infectada o irritada si selecciona la barrera cutánea equivocada, esta debe tener un buen ajuste para evitar complicaciones.

Las barreras brindan la separación necesaria entre la piel y la salida del estoma para mantener su piel sana, por eso es necesario monitorear cualquier cambio en la forma o tamaño de su estoma para ir ajustando la barrera protectora.

La mejor opción para llevar este tipo de monitoreo es con la ayuda de su enfermera de ostomía, así podrá iniciar una rutina de medición del estoma.

Para las personas ostomizadas con una colostomía las barreras de uso estándar son la mejor opción al momento de elegir.

Las barreras de uso estándar se adhieren a la piel seca o húmeda, son cómodas y suaves con la piel cuando se retiran.

En cambio para los pacientes con una urostomía o ileostomía se recomienda utilizar una barrera cutánea de uso extendido, ya que brinda mayor protección al estoma y evita que la piel se irrite.

Las barreras de uso extendido son altamente resistentes a los líquidos, están dotadas de un diseño con efecto “cuello tortuga” el cual ayuda a prevenir cualquier tipo de fuga que pueda dañar la piel.