¿Qué es una ostomía? Conozca todos los detalles

Cómo cambiar una bolsa de ostomía de dos piezas

Tener una ostomía no es sinónimo de limitaciones, gracias a los avances de suministros las personas ostomizadas pueden llevar una vida plena y feliz.

La ostomía es un procedimiento quirúrgico que puede ser temporal o permanente, donde se realiza un orificio en la pared abdominal con la finalidad de exponer parte de las vías digestivas o urinarias del paciente.

Este pequeño pedazo que sobresale de la pared abdominal se le conoce como estoma, el cual permite la expulsión de los desechos orgánicos del cuerpo de forma artificial.

Debido a la pérdida del esfínter, el paciente no tiene control sobre las secreciones por lo que las personas ostomizadas deben utilizar una bolsa recolectora.

¿Cuáles son los tipos de ostomía?

Existen tres tipos de cirugías de ostomía:

La colostomía y la ileostomía son procedimientos en la parte del sistema intestinal que se encuentre deteriorada, la colostomía se relaciona con el intestino grueso (colon) y la ileostomía con el intestino delgado (íleon); cuando la cirugía se enfoca en la vejiga se le conoce como urostomía.

Una ostomía se puede realizar por múltiples razones, pero sigue siendo la última opción para las patologías intestinales, pero para aquellos pacientes con cáncer de colon, anal o de vejiga puede ser la única opción para sobrevivir, incluso para las personas que han sufrido algún tipo de accidente severo.

La recuperación física luego de una cirugía de ostomía es manejable, todo dependerá del éxito de la operación. El principal problema que presentan los pacientes es a nivel psicológico, por eso es muy importante tratar de no frustrarse o deprimirse y recibir capacitación profesional, ya sea una enfermera de ostomía o directamente de su médico.

El apoyo de los familiares y amigos también es un factor clave en la recuperación de los pacientes ostomizados, aunque igual existen comunidades y grupos con ostomía para que pueda compartir su experiencia y aprender de los demás.

Tal vez una ostomía pueda parecer un cambio muy radical en la vida de una persona, pero gracias a los avances en el desarrollo de suministros de ostomía, los pacientes ostomizados pueden llevar una vida sin sentirse limitados a pesar de los mitos sobre la ostomía.

¿Los pacientes ostomizados deben hacer una dieta especial?

Después de la cirugía, en la que se realiza la ostomía, se pasará por diferentes etapas. Una primera fase en la que se deberá estar en ayunas e hidratado con sueros hasta la recuperación del movimiento intestinal, momento en el que se inicia la alimentación con una dieta líquida (agua, manzanilla, zumos, gelatinas, caldos). Si se toleran bien los líquidos, el médico indicará ir progresando la dieta. Lo normal, es que al momento del alta hospitalaria se tome una dieta blanda que será suave y de fácil digestión.

La intervención produce inflamación en los tejidos, por lo que es normal que esté alterado el ritmo intestinal y la digestión de los alimentos, pero poco a poco se recuperará la normalidad. Es importante ir añadiendo los alimentos de uno en uno e ir observando el funcionamiento del intestino y de la ostomía.