Modelos de bolsas recolectoras para urostomía

modelos-de-bolsas-recolectoras-para-urostomia

Encontrar y seleccionar el sistema recolector para urostomía adecuado para el paciente requiere de una revisión cuidadosa, aquí le mostraremos las mejores opciones.

La elección de la bolsa recolectora para una urostomía no puede ser tomada a la ligera, es necesario conocer a detalle la funcionalidad y modalidad de los diferentes sistemas.

El paciente está en la tarea de probar diferentes sistemas hasta que encuentre el ideal, tomando en cuenta el tipo de urostomía, incluso puede suceder que necesite cambiar el sistema recolector para adaptarse a nuevas condiciones.

Existen dos clases de sistemas de bolsas recolectoras: 1) El sistema de una sola pieza, que se coloca en la barrera cutánea. 2) El sistema de dos piezas, que funciona con una barrera cutánea y una bolsa que puede ser retirada y adherida nuevamente.

La diferencia más contundente entre el sistema de una sola pieza y la de dos piezas, es que la bolsa y la parte adhesiva que rodea el estoma son una sola pieza que no puede dividirse. Por lo tanto cuando la bolsa es removida, el sistema se desprende y el estoma queda al descubierto.

Y cuando hablamos del sistema de dos piezas, aunque viene en varias presentaciones, tamaños y diseños, todos los modelos contienen lo que se denomina una barrera cutánea, que consiste en un mecanismo de adherencia a la piel, junto a una bolsa contenedora que recibirá el fluido urinario.

Elección de un sistema de bolsa recolectora

Luego del proceso quirúrgico es importante hacer una revisión con una enfermera de ostomía o asegurarse con un especialista de que todo está en orden, esto potenciará la seguridad y salud del paciente, como su estabilidad emocional y psíquica.

Elegir el sistema recolector correcto es imprescindible, debido a que este debe adaptarse a las condiciones específicas del paciente; esto puede llevar tiempo, por eso fundamental contar con la asesoría de un especialista en ostomía.

Existen muchos factores a tener en cuenta respecto al estoma: diámetro, forma, solidez, peso del paciente, el lugar del orificio, como también las heridas en proceso de sanación.

En muchos casos las cicatrices del estoma se integran a la fisionomía del abdomen; de esto depende, en gran parte, los cambios esenciales para la adaptación de la bolsa recolectora ideal, o posibles soluciones que los especialistas recomienden para su solución.

Condiciones que un sistema recolector de bolsa debe poseer

  • Debe contar con un seguro a prueba de derrames que duren aproximadamente una semana.

  • Debe ser hermético, de modo que los olores queden guardados.

  • Debe proteger la piel en torno al estoma.

  • Debe ser delgado para que no se note bajo la ropa.

  • Debe ser accesible y fácil de usar.

Bolsas de Urostomia