¿Embarazo con ostomía? Conoce todos los detalles

¿Embarazo con ostomía? Conoce todos los detalles

Las mujeres que se someten a un cirugía de ostomía pasan por una crisis emocional sobre los temas sexuales, pero el embarazo es posible y te contamos todos los detalles.

Planificar un embarazo es una de las opciones más saludables para concebir, en el caso de las mujeres con ostomía se recomienda llevar a cabo una ecografía a nivel ginecológico, así se podrá descartar la presencia de adhesiones en lo interno de los genitales que puedan causar infertilidad.

Dichas adhesiones pueden aparecer en las trompas de Falopio como consecuencia de la misma intervención quirúrgica y el proceso de cicatrización.

Ya sea que vaya a tener, tenga o haya tenido una ostomía, con un buen tratamiento y cuidado, esto no debería ser un factor influyente en la fertilidad, ni en la capacidad reproductiva en la mujer.

¿Cuál es el mejor momento para gestar?

En el caso de llevar un control de la enfermedad y se encuentre pendiente de ser ostomizada, lo mejor es esperar mientras se estabiliza por completo la enfermedad post resección, independientemente del tramo de intestino a extirpar.

La recomendación es esperar al menos 2 años para que la cicatrización sea la ideal para soportar la tensión durante el embarazo.

Esperar de uno a dos años (óptima cicatrización, en función de soportar la tensión durante el embarazo). La patología basal debe estar controlada.

El embarazo luego de la ostomía

Es importante evaluar el estado de salud de la mujer ostomizada para garantizar un embarazo saludable, lo más recomendable para una mujer en edad fértil que haya sido sometida a una cirugía de ostomía es que acuda a su médico especialista digestivo o médico general y reciba las indicaciones pertinentes según sea su estado de salud.

Si tiene un estoma en la parte baja del vientre y el proceso de gestación ha iniciado, es normal que este se desplace. Utilice un espejo si su estoma se encuentra en posición baja al crecer el vientre para evitar problemas en el cuidado de la ostomía, ya que se dificultará verla.

Cambios comunes en el estoma durante el embarazo

A medida que el vientre va aumentando por el desarrollo del feto es necesario probar diferentes dispositivos, debido a que el estoma puede tener varios cambios: puede haber un prolapso o retracción del estoma, puede cambiar su diámetro e incluso cambiar de posición.

Todos estos cambios del estoma son ocasionados debido al movimiento de las vísceras en el interior del abdomen de la mujer.

Si el estoma presenta medidas constantes debe verificar que el disco se ajuste correctamente a su abdomen, de lo contrario no dude en cambiarlo, seguir las sugerencias de su estomaterapeuta también es de suma importancia.

Durante el embarazo es recomendable realizar revisiones periódicas por su médico especialista en estomas, debido a muchos cambios que se llevan a cabo en el período de gestación. Luego del embarazo estos cambios se revierten y el estoma regresa a su condición y ubicación normal por lo tanto no se alarme.

Control general durante el embarazo

Generalmente los chequeos durante el embarazo son prácticamente los mismos con o sin ostomía:

  • Controles analíticos

  • Controles ecográficos

  • Amniocentesis (extracción de poco líquido amniótico para estudiar posibles trastornos fetales)

Datos alimenticios para mujeres embarazadas con ostomía

Llevar una alimentación balanceada es importante durante el periodo de gestación y también para el cuidado de su salud en presencia de una ostomía, por lo tanto le brindamos una serie de recomendaciones prácticas a continuación:

  • La dieta debe ser saludable y rica en proteínas.

  • Tómese su tiempo en cada comida y mastique bien los alimentos.

  • Mantenga un peso adecuado.

  • Aliméntese entre cinco y seis veces al día.

  • Tome abundante agua durante el día eso le ayudará a evitar infecciones en los riñones, cálculos renales y estreñimiento.

  • Es recomendable usar poca sal en las comidas.

  • Consultar con el médico suplementos alimenticios con contenido de hierro, ácido fólico, vitamina D y calcio.

Sensi Care