Descubra para qué sirve una sonda rectal

Descubra para qué sirve una sonda rectal

Generalmente la sonda rectal es un procedimiento que se utiliza como última alternativa en caso de que otros tratamientos no hayan tenido éxito.

Una sonda rectal, a la que también se le denomina tubo o catéter rectal, es un tubo largo, delgado, hueco en el centro y fabricado con un material flexible, pensado precisamente para ser introducido en el recto, a través de los esfínteres anales en lo externo e interno.

Este procedimiento es usado principalmente para evacuar heces líquidas o flatulencias y también para hacer enemas, de igual manera esta se usa para hacer limpieza del colon. La sonda rectal se aplica a pacientes con:

  • Problemas para liberar los gases intestinales,
  • Pacientes que han tenido procesos quirúrgicos a nivel anal o intestinal.
  • Infantes que no tienen bien desarrollado su esfínter o no trabaja suficientemente bien.

Dando un vistazo a lo interior, al introducir la sonda se abre el recto y se crea un canal libre para evacuar con facilidad, en este todo material líquido o gaseoso acumulado en el colon puede salir sin ningún problema.

¿Qué es la sonda de balón?

También hay otro sistema conocido como sonda rectal de balón, este básicamente es una sonda que de igual manera va al interior del esfínter con la diferencia que ésta cuenta con una pequeña bolsa recolectora en un extremo y al llegar al colon esta se sopla. Es apta para hacer limpiezas de colon o del recto.

¿Cuándo se utiliza la sonda de balón?

Es recomendado para personas que lo requieran de urgencia o que sea el único mecanismo de expulsión de gases y heces, en otros casos que no sea estrictamente necesario no se aplica debido a que se pueden dar dificultades mayores como lo es disminución en la tonalidad del músculo del recto, incluso existe la posibilidad de hacer una perforación en el recto.

No obstante los procedimientos de drenaje son ideales para personas que sufren de problemas en el recto, pues tienen una mayor protección en la zona del periné.

Aunque tampoco puede ser usado por cualquier tipo de paciente, primero debe pasar por una previa evaluación médica que indique la posibilidad de aplicación de estos procedimientos médicos. Luego de realizar el procedimiento y si el paciente presenta una mejoría, lo más conveniente es dejar de usarlo.

Finalmente para asegurar la efectividad de estos procedimientos es importante tener en cuenta varios puntos:

  • Tiene que ser aplicado por un profesional altamente capacitado,
  • Debe garantizar mucha privacidad para el paciente, puesto que debe sentirse tranquilo y relajado para evitar tensiones musculares.
  • Estos procedimientos se deben realizar con muchísimo cuidado y delicadeza.
  • Es indispensable utilizar lubricante a base de agua para evitar fricción entre la sonda y el recto, evitando lesiones que puedan ser de gravedad.