Conozca los modelos de bolsas de colostomia Hollister

Conozca los modelos de bolsas de colostomia Hollister

Luego de una cirugía de colostomía se encontrará con una variedad de bolsas recolectoras y hoy nos aseguraremos de que pueda elegir el modelo Hollister correcto para usted.

Una colostomía es un procedimiento quirúrgico de grandes cambios para las personas y con ello comienza una serie de decisiones importantes acerca de los productos de ostomía que se adapten mejor a su organismo y estilo de vida.

Elegir algún tipo de producto de ostomía puede llegar a ser abrumador, debido a la cantidad de opciones existentes, por eso le daremos toda la información necesaria antes de seleccionar el modelo de bolsa de colostomía Hollister ideal.

Básicamente la colostomía permite unir el colon con la pared del abdomen, conduciendo el tránsito intestinal hacia el exterior y las materias fecales son depositadas en una bolsa de colostomia.

Es importante conocer el tamaño y forma de su estoma, debido a que no todos son iguales, aunque luego de la cirugía es probable que este se reduzca en tamaño durante los primeros dos meses.

Por eso es primordial llevar un registro de los cambios de su estoma midiendolo frecuentemente, así podrá elegir el tamaño de barrera cutánea Hollister que mejor se adapte a su estoma. Si su estoma es redondo lo más recomendable es que opte por una barrera cutánea de tamaño predefinido, en cambio si su estoma no es redondo se recomienda elegir una barrera cutánea recortable a la medida.

¿Cómo elegir el modelo de bolsa de colostomía Hollister adecuado?

Ningún modelo de bolsa de colostomía es mejor que otro, debido a que cada uno tiene sus ventajas de acuerdo a sus necesidades y estilo de vida, al final del día es su elección.

Los dos sistemas de bolsas de colostomía Hollister son: sistema de una sola pieza y sistema de dos piezas.

Sistema de una pieza: En un sistema de una pieza la barrera cutánea ya está unida a la bolsa recolectora. Esto significa que el sistema de una pieza es fácil de colocar, simplemente debe despegar y pegar.

Sistema de dos piezas: El sistema de dos piezas es el más versátil. Viene con una barrera cutánea que está separada de la bolsa. Las piezas se adhieren a presión con un reborde, una pieza similar a un anillo de plástico. La bolsa es fácil de desprender y desecharla todas las veces que quiera.

En el caso del tipo de bolsa de colostomía Hollister puedes elegir entre drenable o cerrada, que son los dos tipos principales. Adicionalmente podrá escoger una bolsa con filtro en caso de que los desechos sean mayormente sólidos, el cual también tiene la característica de no acumular gases, debido a que deja salir el gas, pero no el olor.

Todas las bolsas Hollister tienen la cualidad de barrera para el olor, aumentando la seguridad de uso de la bolsa.

Bolsa drenable

Si tiene descargas frecuentes a lo largo del día las bolsas drenables son las mejores, traen incorporado el sistema de cierre Lock n’ Roll (Cierre y enrolle) o vienen con una para bolsas independiente, para que el vaciado de la bolsa sea rápido y fácil.

Bolsa cerrada

Si tiene descargas menos frecuentes este tipo de bolsa cerrada es el más adecuado, simplemente debe quitársela y desecharla, normalmente una o dos veces al día. Las bolsas cerradas no tienen pinzas, y deben quitarse para ser vaciadas. Todas las bolsas cerradas de Hollister tienen un filtro.