4 Consejos Profesionales para llevar lo mejor posible tu Colostomía

4-Consejos-Profesionales-para-llevar-lo-mejor-posible-tu-Colostomía

En este artículo ofrecemos 4 consejos prácticos para cuidar una colostomía y mantenerla segura, no obstante, es importante mencionar que cada ser humano reacciona de una manera diferente durante el proceso de recuperación.

La colostomía es un procedimiento quirúrgico en el cual se extrae un extremo del intestino grueso a través de la pared abdominal, con la intención de que la material fecal que circula a través del intestino sea depositada en una bolsa recolectora adherida al abdomen.

Para mantener segura una ostomía ofrecemos estos consejos profesionales:

  1. Cuida la piel alrededor del estoma

Normalmente la colostomía suele originar pocos inconvenientes como malestares y/o sensibilidad en la piel que rodea al estoma, es muy importante que verifique el tono de la piel que rodea al estoma, ya que siempre debe conservar la misma tonalidad de la región abdominal.

  • Es importante conocer el tiempo en el que se debe cambiar la bolsa recolectora de colostomía, esto se debe a que la bolsa recolectora cuenta con un tiempo de eficiencia. Realizar el cambio en el tiempo adecuado permitirá mantener la ostomía libre de fugas y evitar que la piel se irrite.
  • Para evitar inflamación, lesiones o cortaduras en el estoma, el orificio de la barrera para la piel debe contar con la abertura adecuada. Es importante asegurar que la abertura no sea muy pequeña y que la bolsa recolectora tenga un tamaño adecuado.
  • Sustituya el modelo o marca de la bolsa recolectora y la barrera dérmica si no se ajustan adecuadamente.
  • Cambie la bolsa para colostomía al menos una vez al día. Es importante evitar movimientos bruscos cuando se remueve la barrera dérmica de la piel.
  • El ardor y la comezón son señales para realizar el cambio de la bolsa y limpieza de la piel. Si no presenta inconveniente alguno, mantenga la bolsa recolectora adherida a su piel.
  1. Tome precauciones prácticas en caso de una herida posterior

La herida posterior queda cuando se remueve el recto y el ano dejando una cicatriz, esto sucede en algunos pacientes. Mantener una buena higiene y utilizar gasas o apósitos para retener y juntar cualquier secreción.

Los casos de drenaje e infecciones persistentes pueden ser tratados con antibióticos, sesiones en una tina con agua tibia o irrigaciones. El tratamiento de esta herida será indicado por su médico o especialista en ostomías.

  1. Adhiera mejor la bolsa para ostomía
  • Si el área de la bolsa posee vello, fácilmente se puede remover con una afeitadora, de no hacerlo podría ser doloroso al momento de retirar la bolsa recolectora e incluso la barrera dérmica podría tener problemas para adherirse a la piel.
  • No se recomienda usar cremas de afeitar u otro producto parecido que genere humedad en la piel, únicamente enjuagar con agua, secar muy bien luego de afeitar y antes de colocar la bolsa.
  • El afeitado se debe hacer utilizando un talco para estoma y hacerlo en seco es importante para que la barrera dérmica no tenga problema en adherirse adecuadamente.
  1. Recomendaciones alimenticias para la colostomía
  • Mantener un horario fijo de alimentación podría disminuir los gases. Comer porciones pequeñas de 4 a 5 veces al día también podría ser de ayuda.
  • No es recomendable saltarse las comidas. También evite los lácteos, mariscos como el pescado, legumbres como brócoli, repollo y cebolla, frijoles, bebidas alcohólicas, carbonatadas, zumos de frutas y refrescos.
  • Consuma alimentos ricos en proteínas, sobre todo luego de la cirugía de colostomía ya que estos ayudan en el proceso de la cicatrización.
  • Luego de un tiempo se pueden incorporar poco a poco algunos alimentos con el fin de probar la tolerancia, si algún alimento provoca algún malestar puede probar quitarlo y más adelante incluirlo nuevamente, si los malestares continúan el alimento debe ser descartado de la dieta habitual.

Bolsa para colostomía