Conoce los 10 mitos más comunes sobre la bolsa de ostomía

10-mitos-mas-comunes-sobre-la-bolsa-de-ostomia

En Colombia hay un aproximado de 49.000 habitantes que han sido sometidos a una ostomía, pero aún existen muchos conceptos erróneos y mitos sobre las personas ostomizadas.

¿Qué es una bolsa de ostomía?

Una bolsa de ostomía es una bolsa plástica de alta resistencia que se lleva puesta por fuera del cuerpo para recolectar las heces.

Utilizar una bolsa de ostomía es la mejor manera de manejar las deposiciones después de ciertos tipos de cirugía en el colon o el intestino delgado.

Los mayores errores sobre la ostomía

A pesar de los grandes esfuerzos que se han realizado para aumentar la conciencia sobre la ostomía en todo el mundo, todavía queda un largo camino por recorrer para informar mejor a la población.

A continuación le señalaremos un listado de los 10 mitos más comunes sobre la bolsa de ostomía:

  1. Todo el mundo sabe que tiene una ostomía

Las personas ostomizadas temen que su bolsa sea vista por todos los que los rodean, pero este no es el caso.

En realidad la única forma de que las personas puedan averiguarlo es si se les dice o se les muestra, incluso muchas personas con una ostomía pueden usar la misma ropa que tenían antes de la cirugía, debido a que las bolsas de ostomía son muy discretas.

  1. La bolsa de ostomía huele

Este es uno de los mitos más grandes y probablemente sucedía en un momento en el cual la tecnología de la ostomía no estaba tan desarrollada como en la actualidad.

Pero hoy en día no debería existir ninguna razón para que la bolsa de ostomía huela, a menos de que tenga una falla. Actualmente las bolsas están hechas de materiales livianos e inodoros que evitarán que los olores abandonen la bolsa, por lo que no hay nada de qué preocuparse.

  1. Es algo permanente

Algunas ostomías son permanentes, pero actualmente se les ofrece a los pacientes la opción de realizar una operación de reversión, mediante la cual se reconecta su sistema digestivo o se coloca la bolsa externa dentro del cuerpo.

  1. Tienes que cambiar tu dieta por completo

Tener una ostomía significa que sistema digestivo está experimentando algunos cambios importantes, pero eso no significa que su dieta tenga que cambiar por completo.

Muchas personas piensan que hay una dieta estricta que prohíbe comer gran cantidad de alimentos, pero no es del todo cierto. Puede ser que tengan que hacer pequeños ajustes, pero la mayoría de las personas pueden seguir disfrutando de la misma comida y bebida.

  1. No puedes tener sexo

No existe ninguna razón por la cual una ostomía afecte a las personas mantener una relación amorosa y una vida sexual activa.

A muchas personas les preocupa este punto, ya que piensan que su pareja puede sentirse incómoda, por eso se recomienda ser sinceros y encontrar a una persona que comprenda su situación adecuadamente.

  1. No puedes quedar embarazada

Una posible razón de este mito es que afecciones como la enfermedad de Crohn a veces pueden causar infertilidad, pero este no siempre es el caso y no es el resultado de una ostomía.

Muchas mujeres temen que el embarazo después de una cirugía de ostomía sea peligroso o de alto riesgo, lo que tampoco es necesariamente cierto.

Además, el embarazo demuestra a la futura madre que su ostomía no es una discapacidad y que su cuerpo se ha recuperado.

  1. No puedes hacer ejercicio

El tiempo de sanación es muy importante, pero una vez completada la recuperación postoperatoria se alienta a los ostomizados a implementar el ejercicio en su rutina diaria.

Incluso hacer ejercicio con regularidad es bastante beneficioso para las personas que han pasado por una ostomía, debido a que reduce el riesgo de una hernia y mantiene el cuerpo en forma.

Algunos de los ejercicios más recomendados son el pilates y el yoga, ya que ayudan a desarrollar y fortalecer los músculos abdominales.

  1. No puedes nadar

El temor de que una bolsa de ostomía se suelte dentro de una piscina impide que muchas personas disfruten de esta actividad, pero en realidad no hay nada que temer.

Con una bolsa de ostomía moderna se puede nadar en una piscina o en el mar sin temor a que esta se suelte ni a que cause algún daño.

Para evitar sentirse cohibido mientras se disfruta de esta actividad, algunas personas ostomizadas prefieren utilizar ropa más pequeña, una funda de bolsa o usar un traje de baño especialmente diseñado.

  1. Es un camino solitario

Las personas ostomizadas suelen pensar que nadie entiende por lo que están pasando.

Puede parecer una condición extremadamente rara debido a que no hay manera de saber si una persona tiene una ostomía. Pero existe una gran cantidad de apoyo para aquellos que viven con esta condición y deseen hablarlo con otras personas

No importa cuál sea su situación, es importante que conozca los hechos y aborde los estigmas no deseados sobre la ostomía.

  1. Arruina tu vida social

Adaptarse a la vida con una ostomía lleva tiempo, pero la mayoría de las personas descubre que pueden llevar una vida completa y activa después de la operación.

Es posible que las personas ostomizadas tengan que realizar pequeños cambios, pero en general no deberían encontrarse con una vida social severamente limitada.

Incluso las personas con ostomías son perfectamente capaces de viajar al extranjero aunque es esencial tener un seguro de viaje y llevar suficientes suministros.

Bolsas para Ileostomía - Stomabags